NOTICIAS

El 2020 ha sido sin duda, un año en el que cada mes que pasa nos sorprende más que el anterior y para bien o para mal, nos está enseñando muchas lecciones para la vida. 

Entre ellas, muchas lecciones sobre el control y responsabilidad que debemos tener sobre nuestras finanzas, que en tiempos de “estabilidad” solemos pasar por alto. Aquí te dejamos algunas de las más notables y de qué forma podemos evitarlas para el futuro:

3 grandes lecciones financieras que nos dejó la pandemia de Covid-19

La importancia de los fondos de reserva 

Normalmente pensamos que está bien darnos ciertos gustos en el corto plazo y que ahorrar puede esperar. Utilizamos nuestros ahorros para viajes, automóviles o ciertos lujos que no necesitamos y que ciertamente no generarán ningún valor en el largo plazo. 

Cuando se nos presentan situaciones como las actuales, en las que contar con un empleo o ingresos estables en tu negocio es algo cada vez más volátil, nos damos cuenta de la importancia de contar con fondos de reserva. 

En este sentido, existen dos líneas bajo las que podemos considerar nuestros fondos de reserva. El primero y el más común es el de acumular nuestro capital en una cuenta bancaria para cuando lo necesitemos. 

Sin embargo, en este primer escenario, aunque nuestro dinero esté seguro, nuestros fondos permanecerán estáticos y no aumentarán más allá de nuestros esporádicos abonos. Espor eso que algunos prefieren invertir. 

Tus deudas deben ser controladas y con propósito 

Bajo esta misma línea de ideas, uno de los principios básicos de las finanzas sanas, es no gastar nuestro dinero en cosas para las que no nos alcanza. Sobre todo, si no se trata de algo a lo que realmente le sacaremos provecho. 

Seguramente este tiempo te ayudó a darte cuenta que sacar ciertas cosas a plazos realmente no era tan importante en ese momento y ahora todo se ha acumulado de forma muy inconveniente.

Es muy importante que ordenemos nuestras necesidades, las inversiones que realizaremos y para las que es posible que paguemos a plazos. Tal vez tengamos muchas cosas en las que invertir al momento, pero no es conveniente incursionar en todas ellas al mismo tiempo. 

Por ejemplo, un préstamo para continuar tus estudios, la hipoteca de tu casa, o una inversión a largo plazo son deudas que sin lugar a dudas nos darán grandes beneficios pero que aún así deben ser controlados y priorizados de acuerdo al beneficio que nos darán en el corto, mediano y largo plazo. 

Para ello es muy útil distinguir entre nuestras necesidades realmente importantes, de las urgentes pero poco importantes y establezcamos un monto que podamos realmente costearnos mensualmente en una inversión. 

Las inversiones inteligentes pueden generarnos una gran estabilidad 

Las personas suelen ser muy precavidas cuando se trata de invertir, pues es muy cierto que si no se toma la decisión correcta es posible perder cantidades sustanciales de dinero. No obstante, si se cuenta con las herramientas adecuadas es posible tomar una decisión muy acertada. 

El primer paso para invertir sabiamente es escoger el rubro en el que se hará. Algunos de los que se vienen primero a la mente cuando se piensa en invertir son la bolsa de valores o fondos de inversión.

Aunque estas opciones pueden llegar a ser muy redituables, este tipo de inversiones dependen mucho de la especulación y de situaciones externas, por lo que es necesaria monitorearlas y estudiar el mercado constantemente.

Por otra parte, existen otro tipo de inversiones que permiten una gran estabilidad y un retorno de inversión muy alto en el largo plazo. Se trata de la inversión en bienes raíces, ya que se trata de uno de los mercados más seguros y que siempre van al alza. 

Existen diferentes tipos de inmuebles en los que se puede invertir, desde casas, departamentos, oficinas, hasta terrenos en los que aun no hay construcciones. Evidentemente, en este rubro se trata de encontrar las inversiones más económicas al momento, que tienen un gran potencial de incrementar su valor a futuro. 

Los terrenos de inversión surgieron de esa idea, pues se trata de lotes rústicos, en zonas donde aún no hay servicios con grandes previsiones de crecimiento. Es decir, las zonas donde se encuentran estos terrenos tienen siguen las líneas de expansión de las ciudades cercanas y de otros proyectos que se traducen en un incremento a futuro. 

Finalmente, la lección general es que siempre debemos cuidar nuestro dinero, como si las cosas pudieran cambiar de un día para otro, porque así es. Por lo que ver la manera de proteger e incrementar nuestros ingresos debe volverse una constante. 

Afortunadamente, incluso en momentos como este, es posible sacar el mayor provecho a la situación y si escoges el rubro correcto, hacer una inversión muy sabia. Solo piensa en cuantas empresas muy exitosas surgieron en medio de crisis económicas y se alzaron entre las demás. 

Seguramente ya habrás meditado sobre las mejores formas de hacer rendir tu dinero y de mantenerlo seguro en el largo plazo. Si te gustaría recibir asesoría constante, puedes dejarnos un mensaje y acercarte con alguno de nuestros asesores expertos en el tema.



AVISO DE PRIVACIDAD

Calle 45 #214

San Antonio Cucul

C.P. 97116