NOTICIAS

A medida que nos adentramos en la adultez, empezamos a preguntarnos de qué forma podemos comenzar a crear un patrimonio y cómo podemos tener un respaldo para contar con ingresos en nuestra vejez. 

Responder esto antes era más fácil. El poder adquisitivo hacía que adquirir bienes inmuebles fuera algo más realista a una edad más temprana. Sin embargo, si perteneces a la generación Millennial o Z, las posibilidades siguen ahí, solo es cuestión de reinventar la forma en la que invertimos. 

Cuál es la mejor forma de hacer mi primera inversión 

Aunque adquirir ciertos bienes como vehículos o computadoras pudiera parecer algo más alcanzable en el corto plazo, la realidad es que estas compras no pueden considerarse una inversión, dado que pierden su valor con cada año que pasa. 

Otras opciones como la inversión en la bolsa o en activos de una empresa sí son consideradas inversiones, pero pueden llegar a ser muy riesgosas. 

Por lo tanto, una de las decisiones que seguramente más agradecerás en el futuro, es la de invertir en bienes raíces, y aunque seguramente estés pensando que aún te falta mucho para poder adquirir una casa, se trata de poner a trabajar un poco tu imaginación. 

Tal vez no necesites comprar un inmueble ya construido, pero sí puedes empezar a trabajar sobre los cimientos de éste. 

La oportunidad que representan los terrenos de inversión

Los terrenos lógicamente son más baratos cuando aún no se ha hecho una edificación sobre ellos. Sin embargo, hay de terrenos a terrenos. 

Dependiendo de la zona, uso que se le dará y dimensiones, los precios de los terrenos pueden variar mucho y pueden llegar a tener precios mucho más elevados que algunas casas. 

Pero esos son justamente algunos de los aspectos a los que hay que prestar atención. Los terrenos de inversión son lotes ubicados a las afueras de la ciudad, en zonas en las que aún no hay servicios, pero que se encuentran justo en el rumbo donde se dirige el crecimiento de las ciudades. 

Gracias a estas características, los lotes de inversión pueden llegar a costar incluso menos que un automóvil y a diferencia de éste, aumentarán su valor al cabo de unos años.

Además, en su mayoría cuentan con cómodos planes de financiamiento que te ayudarán a hacer pagos constantes. Solo es cuestión de organizarte y despedirte de los gastos hormiga. 

El momento para invertir

Así como los terrenos de inversión pueden convertirse en el primer inmueble de los adultos jóvenes, también representan una excelente opción para quienes quieren dejar un patrimonio a su familia o simplemente buscan expandir el propio. 

Esta alternativa representa la oportunidad de hacer realidad un sinfín de proyectos. Solo esa cuestión de tomar una decisión inteligente respecto al lugar que elegirás. 

Asegúrate de hacer una inversión en un lugar seguro, que cuente con todos sus papeles legales en orden. Si quieres recibir orientación personalizada para realizar una mejor elección, no dudes en contactarnos y uno de nuestros expertos en bienes raíces te ayudará con gusto.

AVISO DE PRIVACIDAD

Calle 45 #214

San Antonio Cucul

C.P. 97116